Posts Tagged niño

    Juego con niños

    En casa y en la escuela los niños aprenden cuáles son los papeles aceptados generalmente para los diferentes sexos. Saber lo que son, aceptarlo y asumir su papel son cosas diferentes. Poco después de unirse a un grupo de juego, el niño aprende que tiene que asumir ese papel si quiere ser un miembro aceptado del grupo. Tal vez sea en ese grupo donde su hijo encuentre los criterios morales más rígidos que experimentará jamás. No hay nada como un grupo de niños jugando para fomentar el desarrollo de rasgos de personalidad deseables. Con el contacto con amigos, su hijo recibirá lecciones cada día sobre ser generoso, sincero y colaborador, cómo ser un niño agradable y caer bien a los demás.

    Niño jugando

    Jugar con agua
    A muchos niños les gusta jugar con agua, y cuando entran en el segundo año habrán olvidado los miedos que puedan haber tenido. Intente lo siguiente:
    • Las piscinas para chapotear son ideales para el verano. Una pequeña hinchable es tan divertida como una grande permanente.
    • En verano ponga una tela impermeable en el suelo y mójela con una manguera. Cuando esté bien mojada será como un tobogán para el niño.
    • Abra un agujerito en el fondo de un recipiente de plástico y llénelo con agua coloreada. Átelo a la parte trasera del triciclo de su hijo (y después, a la bicicleta). El niño podrá ver el rastro de color que deja el agua al pasar la bicicleta.
    • Todos los niños se divierten con los juegos sucios, así que si tiene un grifo en el jardín ponga una palangana de tierra cerca para que pueda mezclar agua con la tierra y pueda hacer masa. Es sucio, pero divertido.
    • Construya un «iceberg» para jugar en el baño o la piscina. Ponga colorante alimentario en un globo y después llénelo de agua. Métalo en un cazo y en la nevera. Cuando esté sólido pinche el globo y quítelo: tendré un «iceberg» redondo y perfecto.

    Niño en guarderias

    Si trabajáis y el niño está en una guardería o parvulario o con una persona a su cargo, es esencial que cada día encontréis un poco de tiempo para jugar con él. Por desgracia, quizás sea necesario planearlo de antemano, pero debe hacerse. Esto es verdad tanto para el hogar de un solo padre como de una pareja. El niño necesita un tiempo de alta calidad y de juego cara a cara con sus padres. Vosotros también lo necesitáis. Hay un poema de Longfellow que empieza:
    Entre la oscuridad y el día, Cuando empieza la noche a ponerse, Hay una pausa en las ocupaciones del día Que es conocida como la Hora de los Niños.

    Mi bebe

    Por las tardes, necesitaréis prestar especial atención al niño y pasar todo el tiempo posible con él. La cantidad de tiempo no es crucial si el cuidado durante el día ha sido lo que vosotros pretendéis, pero la calidad del rato que paséis juntos sí es importante. El niño necesita esta atención especial de vosotros dos para que no resulten afectados negativamente los vínculos de cariño y seguridad. A la larga, no existe sustituto alguno para la familia como la mejor institución de cuidado del niño.
    Cuando e: niño es un poco mayor y si habéis estado en la casa, podéis llegar a pensar en la posibilidad de combinar el trabajo fuera de la casa con el rol continuo de cuidado infantil en el propio hogar. Para algunas mujeres, esto es importante por razones psicológicas, más que económicas. Lo que es importante es tener una opción y poder solucionar de modo satisfactorio una combinación de roles. Algunas mujeres prefieren claramente quedarse en casa y, si se trata de un rol libremente elegido, no es de ninguna manera secundario.

    Arreglarle la cuna a los bebés

    Sin embargo, podéis arreglarle la cuna de modo que pueda aprender por medio de la vista y de su propia acción. He mencionado el uso de retratos y móviles. Ahora podéis montarle un gimnasio de cuna de modo que pueda moverse, tratar de asirlo y moverlo. Estos aparatos de cuna ayudan al niño a juntar su actividad de ojos y de manos, y a elaborar su habilidad para lidiar con el medio ambiente  que en este caso es la propia cuna y sus aparatos y nacer que éste responda a sus iniciativas. Para el niño, estos aparatos son tan divertidos como educacionales.
    Si no sustituyen a los padres como interacción humana, son un buen suplemento. Es posible, tal como se ha hecho en muchos laboratorios, arreglar una cuna de tal modo que los bebés jueguen y se diviertan durante largo rato. Resulta fácil atarle la punta de un hilo al pie y la otra a una matraca y ver que muy pronto el niño aprende a provocar el sonido con el movimiento de su propio pie. Hay cunas que han sido preparadas de tal modo que los niños pueden hacer sonar discos con la voz de la madre. Estos son medios importantes con los cuales los laboratorios investigan sobre los niños. No quiere esto decir que vosotros exageréis la nota con toda clase de artefactos. Primero de todo, hay que hacer consideraciones de seguridad. Los hilos se pueden soltar y el niño tragarlos. También puede darse el caso de que le aprieten el cuello y le sofoquen. Empezad con los objetos más simples y seguros. Además, permitir que el niño se aficione en demasía a los artefactos puede lesionar una buena relación con los demás. De modo que si hien es tentador ponerle cosas porque el niño las encontrará divertidas, no exageréis en lo relacionado a lo que se puede poner en una cuna.

   
Todas los artículos publicados en http://fotos-bebes.net/ son extraidos de otras webs y publicaciones viejas, la mayoria enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a fotosbebes.net@gmail.com y sera removida a la brevedad, desde siempre Muchas Gracias!