Posts Tagged juegos niños

    Television niños

    Algunos bebés empiezan a ver la televisión cuando todavía están en la cuna. Los padres consideran la televisión un canguro que mantiene entretenidos a los niños. Para muchos niños la televisión es más popular y consume más tiempo de juego que ninguna otra actividad. Estas son algunas de las conclusiones obtenidas sobre la televisión. La televisión es muy poco útil cuando se deja solo al niño viéndola. Aunque vea programas educativos obtendrá menos de ellos si los ve de una forma totalmente pasiva.

    Juego con niños

    En casa y en la escuela los niños aprenden cuáles son los papeles aceptados generalmente para los diferentes sexos. Saber lo que son, aceptarlo y asumir su papel son cosas diferentes. Poco después de unirse a un grupo de juego, el niño aprende que tiene que asumir ese papel si quiere ser un miembro aceptado del grupo. Tal vez sea en ese grupo donde su hijo encuentre los criterios morales más rígidos que experimentará jamás. No hay nada como un grupo de niños jugando para fomentar el desarrollo de rasgos de personalidad deseables. Con el contacto con amigos, su hijo recibirá lecciones cada día sobre ser generoso, sincero y colaborador, cómo ser un niño agradable y caer bien a los demás.

    Niños y juegos

    Juegos para ayudar a la manipulación
    Su hijo usará las manos para explorar objetos y descubrir lo que hacen, será una parte importante del proceso de aprendizaje para él. Todos los juegos e ideas enumerados a continuación requieren buena coordinación. • Durante este año su hijo tendrá suficiente coordinación para ayudar en las tareas domésticas, y le parecerá una forma de juego porque está deseoso de imitar lo que se hace. Podrá manejar una batidora, si usted le vigila; podrá cortar la punta de las judías verdes o partir las hojas de lechuga.

    Juegos imitativos

    Juegos imitativos
    Como parte de la imitación de los adultos, su hijo creará un pequeño mundo propio. No tiene que comprarle una casa de juguete para eso. Un par de sillas o una mesita con i un mantel grande serán una tienda o una casa, lo mismo que un parque tapado con una sábana. A los niños les encanta jugar en la oscuridad; si se lo pide, corra las cortinas. A todos mis hijos les gustaba jugar con cajas de cartón de todos los tamaños, siempre que fueran suficientemente grandes para meterse dentro. Las pequeñas eran barcos o coches, una encima de otra eran castillos, fuertes y I casas. Las cajas puestas de lado eran túneles y una tras otra eran trenes. «Casas» más elaboradas podían hacerse cogiendo una gran caja o una serie de cajas de madera con todos los clavos y metales arrancados y abriendo puertas y ventanas. Su hijo puede pintar cortinas y poner fotos en la pared interior, y fuera puede dibujar persianas, una puerta y una aldaba. Si pone varios taburetes o sillltas en fila en una habitación el niño podrá convertirlos en un tren, un barco o un aeroplano.

    Divertirse con el agua

    Divertirse con el agua
    Dele al niño muchas botellas de plástico, tazas y coladores para que juegue con una palangana en el jardín o en la bañera.
    Disuelva una tableta de leche de magnesia en 500 mi de agua y déjelo toda la noche. Al día siguiente sumerja un dibujo en la solución durante una hora; sáquelo de la solución y déjelo secar por completo.

    Niño en guarderias

    Si trabajáis y el niño está en una guardería o parvulario o con una persona a su cargo, es esencial que cada día encontréis un poco de tiempo para jugar con él. Por desgracia, quizás sea necesario planearlo de antemano, pero debe hacerse. Esto es verdad tanto para el hogar de un solo padre como de una pareja. El niño necesita un tiempo de alta calidad y de juego cara a cara con sus padres. Vosotros también lo necesitáis. Hay un poema de Longfellow que empieza:
    Entre la oscuridad y el día, Cuando empieza la noche a ponerse, Hay una pausa en las ocupaciones del día Que es conocida como la Hora de los Niños.

    Juegos educativos para niños

    Como parte de vuestra ingeniería casera, cuidad el nivel de ruidos en la casa. Los televisores, radios, aparatos de música y otros aparatos si se usan a todo volumen actúan de forma negativa para el desarrollo verbal e intelectual del niño. Es como si el niño los sintonizase y todo lo demás quedara fuera de su radio de acción. Los bebés se “cierran” cuando hay demasiado alboroto. Lo más grave es que esas palabras y sonidos no están bajo su control. No puede hacer nada al respecto. Esto es muy diferente al intercambio social y humano en el que las acciones del niño cambian vuestro comportamiento, o que las vuestras cambian el suyo. Oír “¡Mira esto!” en un teleteatro carece absolutamente de significado para el niño. Oíros y veros, hacer que vosotros le miréis y le señaléis algo que sí puede ver: esto sí que representa un intercambio significativo para el niño.
    Haced uso del tiempo de espera, no lo obliguéis a una pronta respuesta; haced que las cosas sigan un curso tranquilo y divertido.

    El niño empieza a resolver problemas simples

    El niño empieza a resolver problemas simples: “¿Cómo consigo que venga papá o mamá?” “¿Cómo hago para meterme esa cosa en la boca?” Pero la respuesta a estas preguntas no siempre tiene que provenir de vosotros. El niño va descubriendo que esta semana puede hacer algo mejor que la pasada. La perfección de su capacidad motriz hacer que el cuerpo haga lo que el niño quiere- es sumamente satisfactoria y placentera. Por esa razón, el niño pasa gran parte de su tiempo de vigilia en acciones motrices. No sólo está aprendiendo dónde termina su cuerpo y empieza el mundo, sino qué poder tiene para conseguir que le respondan su propio cuerpo y el mundo en general. El niño descubre estas actividades y las disfruta cuando con ellas puede producir un efecto. Quizá por esta razón la actividad de la mano y luego el pulgar en la boca, dura tanto tiempo: el niño ha encontrado un acto placentero que puede realizar en cualquier momento.
    Lo que resulta estimulante no es simplemente la presencia de personas u objetos, sino la relación que el niño descubre entre sus acciones y las acciones de la gente y de los objetos. Las acciones que le muestran al niño que puede hacer suceder cosas son acciones poderosas y estimulantes. Lo que está sucediendo es que el niño está haciendo acciones innatas -rooting, asir, mamar, mirar, escuchar- y las está poniendo juntas. Realiza combinaciones de esas acciones. Asir y mirar y mamar, por ejemplo, van juntas en la acción de objeto hacia la boca y dentro de ella. Aunque los movimientos son torpes, la práctica los va transformando en más duchos y eficaces. El niño practica no sólo porque el resultado (por ejemplo, meterse lo que sea en la boca) es placentero, sino porque también lo es el desarrollo de una creciente habilidad. En esas actividades, queda basada la competencia y el sentido de competencia.
    También el niño está creciendo en otra clase de capacidades: la expresión de sentimientos. Alrededor de los dos meses, vuestro niño empieza a ser capaz de haceros saber que está contento. Hasta ese momento, podía comunicar su incomodidad por medio de llantos y pataleos, pero carecía de una forma clara de expresar placer. Los murmullos, los barboteos y los sonidos ininterrumpidos de vocales, más tarde la sonrisa social, son todas señales externas de deleite.

   
Todas los artículos publicados en http://fotos-bebes.net/ son extraidos de otras webs y publicaciones viejas, la mayoria enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a fotosbebes.net@gmail.com y sera removida a la brevedad, desde siempre Muchas Gracias!