Posts Tagged bebes

    “Eso no se toca”

    Cuando esté a punto de hacer o tocar algo inconveniente, habrá que decirle no, rotunda y claramente. Pero no vale con un no a distancia, ni siquiera aunque se lo digamos gritando y poniendo cara de ogro de película. Es necesario, al mismo tiempo que pronunciamos no, retirar de inmediato el objeto o bien al pequeño. Si insiste, lo mejor es sacarlo de la habitación.

    Llantos de bebés

    El llanto del bebé siempre tiene un motivo. El miedo es uno de ellos, aunque en determinadas ocasiones es difícil saber con certeza qué es lo que lo origina. Puede ser, por ejemplo, el miedo al abandono, un sentimiento que experimenta la mayoría de los bebés en cuanto sus padres los dejan solos, aunque sea un minuto. También puede ser que el pequeño tenga pesadillas. Si no ha asimilado bien las sensaciones nuevas que ha vivido a lo largo de la jornada, es posible que éstas perturben su sueño. Otro temor bastante común es el miedo a la oscuridad, que puede disiparse colocando una luz piloto en un enchufe de su dormitorio o dejando encendida la del pasillo. Además, para que el sueño del bebé no tenga interrupciones, es conveniente que el tiempo que precede al momento de acostarlo sea relajado y lleno de afecto.

    Los primeros meses del bebé

    Aunque parezca increíble, a partir de la novena semana de gestación el bebé ya muestra unos auténticos ojos de bebé, con córnea, iris y cristalino, que permanecen abiertos hasta que el párpado se forma y se cierra para protegerlos. Dos meses antes de nacer, distingue entre lo claro y lo oscuro, y expresa su malestar cuando el médico enfoca el vientre de su madre con un haz de luz clara.
    El recién nacido puede percibir siluetas vagamente, pero su sistema visual aún no funciona del todo bien, ya que necesita adaptarse a las condiciones del nuevo entorno. Para eso es preciso que los ojos reciban un número determinado de estímulos que ayuden a desarrollar la zona cerebral encargada de la vista.
    Aunque la madurez completa del sistema visual no se alcanza hasta los dos años, la evolución más significativa se produce en el primer semestre de vida. Por lo tanto, conviene consultar con el oftalmólogo en cuanto se sospeche que puede existir una alteración.

    Respiración artificial en bebes


    Colocar los labios sobre las ventanas nasales y la boca y comenzar a exhalar aire en forma suave. De ese modo, el pecho se elevará (si no fuera así, hay algo que impide el ingreso: verificarlo antes de proseguir). Retirar

    Cuidado de niños

    Primero, por supuesto, es el cuidado diario. Estas ocasiones pueden y deben ser usadas para jugar. También pueden ser usadas para el afecto: sonrisas, caricias, palabras, etcétera. Se las puede usar para charlas: descripciones, clasificaciones, exclamaciones. Todo esto debe ser informal, sin tensiones y natural; no planificado, ensayado o estructurado. Mucho amor y aprendizaje tienen lugar durante las rutinas normales de la crianza.
    Un segundo momento es el tiempo de juego. Esto puede ocurrir a horas intempestivas del día y generalmente dura pocos minutos. Normalmente, el bebé lo inicia al acercarse a vosotros. Es el momento para enseñarle a hacer cosas, para nuestro ping-pong, para echarse en el suelo y jugar con el niño.

    Bebes seguridad

    Otro aspecto de la seguridad física del entorno es la preparación para casos de emergencias. Tened a mano un buen botiquín de primeros auxilios. Comprad y aprended a usar un buen termómetro. Poned bien a la vista los números de teléfono importantes: médicos, servicio de ambulancia, policía, bomberos, control hospitalario de envenenamientos. Si trabajáis y el niño está en casa con una persona a su cargo, aseguraros de que puede comunicarse con vosotros con facilidad y en cualquier momento.
    Cuando seleccionéis la cama y la ropa, prestad atención a la resistencia que tenga el material al fuego o a emanaciones peligrosas que pueda crear. También comprobad si los materiales pueden producir efectos secundarios. Una precaución para el uso de ropa de cama resistente al fuego, es lavarla varias veces antes de usarla. También podéis consultar una buena revista de consumidores, o alguna institución o agencia de protección al consumidor, para obtener información al respecto.

    Crecimiento niños

    Podéis considerar cada fase de su crecimiento, cada señal de desarrollo, cada indicación de individualidad como ofrendas que os permiten tener la oportunidad personal e intelectual de querer v ayudar a vuestro niño. Todas las edades son ‘ buenas” porque los niños son fascinantes en cada fase de su desarrollo.
    Ciertamente, como padre de jóvenes adultos, os puedo prometer que el amor y el aprendizaje continúan siempre. Es una oportunidad de crecer que dura toda la vida para todos —padres e hijos-. Los detalles cambian con las edades, del mismo modo que cambian vuestras respuestas y precauciones ante la experiencia infantil durante este primer año, pero el tema subyacente permanece.

    Bebes no conduzcas

    El transporte público, en especial los aviones en los que uno debe ir atado a la silla la mayor parte del tiempo, puede resultar muy duro tanto para padres como para hijos. Y para los demás pasajeros. Seguid el antiguo lema de los boy-scouts: estad siempre listos. A lo largo de los años, siempre me ha sorprendido comprobar cuántos padres no saben divertir a sus hijos con juguetes simples o con juegos en los que padre e hijo se imitan. En cambio, numerosos padres se enfadan o tratan de calmar. Pero más a menudo, ni una cosa ni la otra satisface las necesidades del niño: el uso de los músculos largos o las nuevas habilidades mentales para jugar cierto tipo de juegos o quedarse fascinado con un simple juego de escondite con cualquier objeto. A medida que se acerca a los nueve meses de edad, incluso podéis jugar a que adivine en qué mano tenéis alguna cosa alentándole a que elija entre uno de vuestros dos puños cerrados.
    Si viajáis, llevad un paquete de emergencia con los juguetes favoritos del niño (de esos que chillan, se mueven o hacen música); algunos juguetes adicionales como puede ser un elástico que se puede atar a otro objeto y entonces jugar a empujar y tirar; y un repertorio (en vuestra cabeza) de canciones infantiles repetitivas y rítmicas. Las palabras carecen de importancia; el ritmo no. Llevad libros de figuras de modo que él se pueda sentar y mirar las imágenes mientras le contáis un cuento o lanzáis exclamaciones ante los animales, personas u objetos ilustrados en el libro. Podéis pensar que esto puede llegar a ser ruidoso, pero os aseguro que el niño, vosotros y los demás pasajeros lo pasarían mucho mejor de este modo que oyendo vuestros reproches a un niño que llora a moco tendido. En el avión, cuando ya no es necesario el cintu-rón de seguridad, levantaos y llevad en brazos al niño a pasear por el pasillo. La mayoría de los pasajeros le sonreirán sin tratar de tocarle. El paseo puede resultar un amable interludio social.
    Recordad que el niño que está molesto por razones que no sean el hambre o la fatiga, por lo general está buscando nuevos estímulos. Usad vuestra compañía, juguetes, juegos u otra gente para proporcionarle experiencias apropiadas e interesantes.

    Bebe riendo

    Ahora que el niño puede sentarse, disfruta de la mayor visibilidad que le ha brindado su recién adquirida capacidad, pero le disgusta verse confinado. Pensad en la forma en que el niño se puede sentar a comer con la familia con el mínimo de restricción de movimientos. Esta situación crea numerosas posibilidades de intercambio lingüístico y de observación del comportamiento de los adultos.
    Viajar con un menor de seis a nueve meses presenta ciertos desafíos que deben ser resueltos por adelantado. Si vais en coche, podéis usar sillas especiales para niños. Recordad que al niño no le gusta no poder practicar sus nuevas habilidades de gatear, reptar y tratar de ponerse de pie. Conseguid una silla que le deja los brazos en libertad y le permite mirar por la ventanilla sin que pueda de ningún modo poner en peligro vuestro dominio del auto. Pero aseguraos de atar a su silla algunos juguetes que le puedan divertir.

    Bebes de 3 meses a 6 meses

    Por fortuna, en la mayoría de los casos los padres están encantados con lo que hace su hijo. Consideran las nueyas acciones y habilidades como signos favorables del crecimiento. Ven cada nuevo período como depositario de sus propias alegrías y no empujan al niño a intentar más cosas de las que puede hacer ni de retenerle y cortarle las alas.
    El dominio del niño de nuevas capacidades no sólo, pues, requiere el desarrollo biológico que normalmente forma parte del ser humano, sino también el apoyo, la ayuda y respuestas frecuentes de los padres. El dominio es otro aspecto de la confianza en sí mismo y depende tanto de la relación de cariño y amor como del crecimiento físico.

←Anterior   
Todas los artículos publicados en http://fotos-bebes.net/ son extraidos de otras webs y publicaciones viejas, la mayoria enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a fotosbebes.net@gmail.com y sera removida a la brevedad, desde siempre Muchas Gracias!