Posts Tagged bebe llorando

    Bebe estreñido

    Evolución emocional
    La evolución emocional ahora significa que el niño es más capaz de distinguir tonos amables y tonos de enfado. Por esa razón, cuando usáis su nombre, no debéis usarlo sólo para reñirle. El niño aún expresa sus sentimientos con fuerza, ya sea para demostrar enfado o placer. Tanto el lenguaje corporal como la vocalización expresan placer, reconocimiento y satisfacción. Ahora no le gusta estar confinado y se lanzará a acciones negativas en cuanto esto suceda. Así sucede especialmente cuando de forma abrupta le cortáis la exploración y la libertad de movimientos, o, por razones conocidas por vosotros, pero no por el niño, le colocáis en espacios restringidos como puede ser una silla con cuerdas o ataduras.
    Las diferencias individuales también se manifiestan en la forma en que manipulan la fatiga, que, en esta edad, parece ser más molesta que en los meses anteriores. Lloran, lloriquean, chillan durante largo rato. Los bebés activos tienden a expresar más sus molestias. El niño enfrenta su molestia con una serie de actos de autoestimulación ya descritos en el anterior capítulo: actividad bucal, tocándose el propio cuerpo, meciéndose y rodando.
    Los bebés activos crean más posibilidades que los inactivos de tener contactos desagradables con sus padres. Tienden a excitarse más. Esto significa que los padres han de encontrar formas de calmar al niño activo mediante juegos sociales tranquilos. El inactivo, por otro lado, que tiende a estimularse a solas, puede necesitar un ambiente social más excitante.

    Autoestimulación bebés

    Autoestimulación
    Las acciones de autoestimulación del niño aumentan durante este período. Ahora puede, a voluntad, meterse el pulgar o el dedo del pie en la boca. Esa es una forma de autoestimulación. Los bebés se autoestimulan de tres maneras: con la boca; usando los dedos contra la propia piel; y frotándose el cuerpo contra las sábanas, mantas o cualquier cosa que esté a mano. ¿Cuándo lo hacen? ¿Por qué?
    La primera razón es la siguiente: por simple placer corporal. La piel es una zona erótica; la boca es especialmente sensible y también sirve como fuente de información acerca del mundo (los objetos son duros y blandos, calientes y fríos, sirven o no sirven); el movimiento de mecerse o de ser mecido es tan excitante como a veces tranquilizante. La búsqueda de placer físico parece ser básica y aparece muy pronto en la primera etapa de la vida.
    La actividad con la boca, tal como ya he dicho, es muy común. Toma muchas formas, siendo las más comunes el chuparse las manos y dedos y diversos movimientos de labios. Sybille Escalona, una prominente psicóloga infantil, ha podido enumerar treinta y un diferentes movimientos de boca en veinte niños. Todo esto no parece estar relacionado con el placer o las molestias. Muchos bebés usan la actividad como comodidad, otros no. Los niños que tienden a ser inactivos son los más predispuestos a usar la boca cuando están cómodos y relajados.

    Los bebés aprenden mucho de observar

    Los ojos lo entienden
    Los bebés aprenden mucho de observar lo que ocurre a su alrededor, aunque no siempre den la impresión de que están respondiendo. Pero también demuestran que se dan cuenta de lo que ocurre con una reacción activa.
    Los bebés son capaces de seguir movimientos y lo que más parecen poder enfocar es a una persona en movimiento y hablando. Si queréis comprobar cuánto pueden ver los ojos de vuestro niño de una semana de edad, de modo entonces de poder colocar objetos (o vosotros mismos) donde el bebé los pueda ver y disfrutar, intentad lo siguiente: mientras el niño está en la cuna, inclinaos, sonreíd y habladle en voz baja. No tiene importancia lo que digáis. Luego moveros a los lados (nada más que el cuello y la cabeza) y observad cómo el niño os sigue con la mirada.
    Vuestro hijo también seguirá el retrato de una cara. Intentad lo siguiente: poned al bebé cómodamente sobre vuestra falda, coged el retrato de una cara (con grandes ojos) y movedlo a través de la línea de visión del bebé. Sin duda, esto lo debéis hacer cuando el niño está en un estado tranquilo despierto y alerta, quizás inmediatamente después de naber sido cambiado. Vosotros podéis hacer juntos lo siguiente: que uno tenga al niño en la falda y que el otro sea el que está en movimiento. Esto es aún mejor que poniendo al bebé en la cuna.

   
Todas los artículos publicados en http://fotos-bebes.net/ son extraidos de otras webs y publicaciones viejas, la mayoria enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a fotosbebes.net@gmail.com y sera removida a la brevedad, desde siempre Muchas Gracias!