Archivos para Nuevos alimentos bebés Categoría

    Alimentos que contienen hidratos de carbono

    Alimentos que contienen hidratos de carbono.
    Son el combustible que necesitan para crecer, pero no todos son convenientes para él. Aprender a distinguir entre hidratos buenos y malos es fácil. Los de absorción lenta son perfectos, los de absorción rápida deben evitarse. Las frutas y verduras, que contienen hidratos de absorción lenta, no suelen gustar a muchos niños. Pero las verduras pasan desapercibidas si se preparan en puré al que se le añade patata o arroz; también les gustan grafinadas con queso o cortadas en bastoncillos -zanahorias, apio, pepino…- para mojar en salsa, actividad que les resulta divertidísima. En cuanto a la fruta, batida con leche les parecerá un postre o merienda deliciosa; también se puede añadir a gelatinas, pudines o flanes.

    Proteinas para niños

    Proteinas para niños.
    Son imprescindibles para la formación de células, músculos y demás tejidos orgánicos. Las principales fuentes de proteínas son las carnes rojas, los huevos, el pescado y la leche. Con carne y huevos no suele haber problemas, pero no sucede lo mismo con el pescado y la leche. Una buena manera de camuflar el pescado es prepararlo al homo, gratinado con queso, o empanarlo con pan rallado, huevo y almendras picadas. En cuanto a la leche, puede sustituirse por yogur, quesitos de sabores y batidos. También se puede camuflar en flanes, natillas, bechamel, sopas y purés.

    Alimentacion para niños

    Alimentacion para niños de 1 a 8 años.
    Durante este período, está en manos de los padres comenzar a inculcar en sus hijos unos hábitos nutricionales sanos que, con un poco de suerte, conservarán durante toda su vida.
    ¿COMO EQUILIBRAR SU DIETA?
    Con imaginación. Explicarle a un niño lo bueno y saludable que es comer pescado, verduras y alimentos integrales, no suele dar buen resultado. Ninguno de estos alimentos suele encontrarse entre sus favoritos y, además, no son los que ve en los anuncios de la tele. Pero disfrazar la comida detestable y convertirla en sabrosa es más fácil de lo que parece. Veamos primero los nutrientes que necesitan y la manera de incluirlos en su dieta sin que apenas se den cuenta.

    Nutricion para bebes

    10 puntos para una buena nutricion para bebes.
    1 Usar una cuchara de caucho o silicona. Las de metal son frías y duras y pueden dañar sus encías.
    2 Comenzar dando cucharadas pequeñas, para que no se ahogue.
    3 Acostumbrar al bebé a tomar agua después de cada comida, le limpiará la boca.
    4 Al comprar zumos, que sean naturales. Huir de bebidas estimulantes o carbonatadas.
    5 No dejar que el niño coma de pie, mientras juega o ve la tele. Lo mejor es que los padres prediquen con el ejemplo.
    6 Controlar los dulces que comen. Es fácil extralimitarse: galletas en el desayuno, bollo a media mañana, chucherías por la tarde…
    7 Evitar los alimentos que llevan sal y azúcar añadidos, el niño ya consume suficiente de ambos.
    8Lavar siempre las frutas y verduras para eliminar restos de pesticidas y contaminantes.
    9 No obligar al niño a terminar toda la cantidad que se le sirve, es una buena manera de no iniciarlos en el camino de la obesidad.
    1O No condimentar sus comidas en  exceso, “al gusto de los adultos”, ellos todavía disfrutan de los sabores naturales.

    Dieta para bebes

    Dieta para bebes.
    ■ Una ración de alimentos ricos en vitamina A: albaricoque, melón, zanahoria, espinacas o calabaza.
    ■ Una ración de alimentos ricos en vitamina C: tomate, naranja o kiwis.
    ■ Una ración de alimentos ricos en fibra: patatas, judías verdes, plátano, manzana o ciruela.
    ■ Tres raciones de alimentos ricos en calcio: leche y todos sus derivados. Dos raciones de productos ricos en proteínas: carnes, pescados y huevos.
    ■ Entre una y dos raciones de grasas, considerando la ración una cucharada sopera de aceite de oliva.

    Alimentacion bebe de 1 año

    De 4 meses a 1 año.
    El bebé empieza a alternar la leche con alimentos más consistentes. Llegado ese momento, la hora de la comida se convierte en un campo de batalla en el que los padres suelen llevan las de perder. Para evitarlo, conviene seguir estos consejos:
    ELEGIR EL MOMENTO: No es prudente darle sólidos al bebé si está muerto de hambre. Lo mejor es darle primero un poco de leche que le calme el apetito para, a continuación, comenzar con el alimento sólido.
    ELEGIR EL LUGAR: Es conveniente que el bebé se siente derecho. Si todavía es demasiado pequeño para la trona, la madre lo sostendrá erguido en su regazo.
    EMPEZAR DESPACIO, SIN AGOBIOS: Al principio el bebé escupirá el alimento que se le introduzca en la boca. Eso no significa que no le guste, es sólo su manera de reaccionar ante la novedad. Sin perder los nervios, limpiar lo que el bebé ha escupido y comenzar con otra cucharada.
    VARIAR ALIMENTOS: El bebé tendrá que comer de todo. Lo mejor es introducir cada semana un alimento nuevo, comenzando por frutas y verduras para continuar con carne, pescado y huevos.
    INSISTIR, INSISTIR, INSISTIR:  Si el niño rechaza el puré de verdura, no hay que eliminarlo de su dieta y recurrir al socorrido “es que no le gusta”. Aún no sabe lo que le gusta y lo que no, así es que hay que insistir. Lo mejor es volver a ofrecerle el alimento rechazado al cabo de una semana y si lo rechaza de nuevo, ofrecérselo al cabo de un mes.

    Nuevos alimentos para bebés

    Nuevos alimentos
    En algunas ocasiones, durante estos meses, vuestro médico os puede sugerir que introduzcáis nuevas comidas en la dieta del niño. La buena nutrición es de tremenda importancia para el eficaz crecimiento y desarrollo. Por ejemplo, la mente del niño pasa por su período de crecimiento más rápido en este primer año de vida. Si le amamantáis, vuestra leche es la mejor y más nutritiva fuente de alimentación disponible. Si vuestro hijo mama leche artificial, entonces vuestro médico debe sugerir los cambios que haya que hacer. A menudo, el médico recomienda la introducción de sólidos, pero no necesariamente dirá cuáles, o cómo ayudar al niño a ingerirlos. Lo más fácil es comprar alimentos preparados. Pero cuidado con las marcas, con frecuencia algunas llevan demasiada azúcar. Y por esa razón, a los bebés les apetece. Lo mejor aunque lleve más tiempo, es preparar la comida uno mismo. No cuesta tanto aplastar un plátano o moler judías verdes. De ser posible, hacedlo vosotros mismos y rebajad tanto los costos como la cantidad de azúcar.
    A algunos bebés les apetecen las nuevas comidas y comen con ganas y facilidad. A otros no les gusta el cambio. Fijaos en vosotros mismos: ¿es vuestra dieta limitada y consistente o varía mucho? Cuando coméis afuera, ¿vais siempre al mismo si tio y pedís los mismos platos de siempre o buscáis nuevos lugares y probáis nuevas comidas? Vuestro niño no se morirá de hambre si al principio rechaza las nuevas comidas. Una introducción gradual es positiva. Variad las posibilidades hasta encontrar lo que le gusta. Y las preferencias pueden depender del sabor, la textura, el color o el olor. Los bebés pueden sobrevivir largo tiempo con leche, plátanos y suplementos vitamínicos. No hagáis un problema de este tema.
    Enfocad la introducción de nuevas comidas como enfocaríais cualquier nueva experiencia para vuestro hijo. Observad sus reacciones. Poned enjuego nuestra idea del ping-pong y de la pasión. Podéis hacerle sonidos, abrir vuestra boca, sonreírle y reír mientras come. La hora de la comida debe ser un tiempo social, dedicado a disfrutar mutuamente, y no una batalla para meterle la comida en la boca. Las actitudes del niño respecto a sus padres, a la comida y hacia sí mismo están todas entrelazadas y formadas por la manera en que se manejan las actividades correspondientes.

   
Todas los artículos publicados en http://fotos-bebes.net/ son extraidos de otras webs y publicaciones viejas, la mayoria enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a fotosbebes.net@gmail.com y sera removida a la brevedad, desde siempre Muchas Gracias!