Archivos para La llegada del niño Categoría

    Preparación de la alimentación de pecho

    La preparación para la alimentación de pecho debe comenzar a los cuatro meses y medio de embarazo. Hay una cantidad de sugerencias para preparar los pezones de modo que la lactancia no sea dolorosa. Si no te las puede hacer tu médico, recurre a asociaciones de madres o sigue las siguientes instrucciones:
    Lávate diariamente con agua y jabón. Usa poco jabón y asegúrate de secarte bien. Usa un paño suave. Cuando se te acostumbren los pezones a este paño, cambíalo por otro más áspero. Cuando los pezones se adapten a este último, pasa a un cepillo suave y luego a otro más duro. Después de lavarte, ponte crema, lanolina, o humectante en los pechos y pezones.
    Si tienes los pezones chatos o invertidos*, debes masajearlos. Coge el pezón entre el pulgar y el índice y el cordial, sácalo suavemente hacia afuera y entonces, masajea.
    No lo hagas en demasía; detente en cuanto sientas una leve incomodidad. No persistas hasta que te duela. Pero* hazlo diariamente hasta que se convierta en parte de tu rutina cotidiana.
    Pero algo más que una preparación física es importante. Como bien sabes, la alimentación de pecho tiene profundos significados sexuales y emocionales que superan en mucho los especiales valores de la leche materna. ¿Cómo se sienten realmente los dos miembros de la pareja al respecto? ¿Cómo influenciará su relación? ¿Qué significará cuando haya que amamantar a las dos de la mañana? ¿Se trata de un acto público o íntimo? Una vez más, ahora es el momento para planear y esclarecer el problema, y no hay que nacerlo a último minuto y como decisión unilateral de una persona.

    El cultivo de la serenidad

    El cultivo de la serenidad
    Ya que la ansiedad aumenta la necesidad de calmantes o cigarrillos, un papel vital del cónyuge es brindar apoyo, seguridad y el medio ambiente más tranquilo posible. Es especialmente importante que en los últimos tres meses de embarazo, la vida tenga un curso tranquilo. Algunos investigadores indican que una madre muy ansiosa o preocupada puede tener un niño hipertenso y más nervioso de lo normal. Por supuesto, todas las mujeres sufren algo de ansiedad al igual que sus parejas- en las últimas semanas antes del nacimiento de su niño. Pero evitad toda tensión innecesaria.

    Compartiendo miedos y esperanzas en la busqueda del bebe

    ¿Qué importancia tiene si se trata de un niño o de una niña? ¿Qué esperáis de un bebé? ¿Cómo os sentís respecto a la disciplina y el comportamiento? ¿Severos o permisivos? ¿Qué os preocupa?
    Compartiendo lo compartible
    ¿Cuál es vuestra idea del papel apropiado de la madre? ¿Y del padre? ¿Deben ambos ocuparse de niño del mismo modo mientras se los permita el horario laboral? ¿Quién se levantara para las ínevitables “tareas nocturnas”? ¿Ambos se ocuparán de las tareas de cambiar la ropa, tranquilizar y estimular al niño?
    Si aún no lo habéis hecho, ahora -antes de que llegue el niño- es el momento indicado para aclarar algunas de vuestras ideas sobre el papel que le corresponde a cada sexo, de modo que emerja entre vosotros una nueva relación.
    Pero hay algunas preparaciones que sólo puede llevar a cabo Ta futura mamá.
    Alimentación idónea
    La dieta es importante: lo que comes afecta el desarrollo de tu niño. Asegúrate de comer una dieta equilibrada. (Sin duda, tu médico te hará sugerencias específicas al respecto.)
    Evita todas las drogas, incluida la aspirina; deja de fumar si ya no lo has hecho, o al menos, rebaja la cuota diaria. Ten cuidado con las tazas extra de café.
    El futuro padre puede ayudarte reduciendo sus propios hábitos de modo que se reduzcan tus tentaciones. No es nada divertido ver que el otro se permite lo que tú debes evitar.

    La llegada del niño

    Una vez que se sabe que la pareja espera un hijo, cambia la relación matrimonial. Para ambos, se hace necesario hacer planes, reflexionar sobre vuestros sentimientos, expresar vuestros deseos y vuestros miedos. Así como la concepción es un hecho conjunto, lo mismo sucede con el período prenatal. Cuando más mutuamente compartís la experiencia, más posible es que la llegada del niño sea un acontecimiento feliz; asimismo, más posible es que podáis satisfacer las necesidades de estabilidad y continuidad de crianza para vuestro hijo en su etapa de crecimiento.

   
Todas los artículos publicados en http://fotos-bebes.net/ son extraidos de otras webs y publicaciones viejas, la mayoria enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a fotosbebes.net@gmail.com y sera removida a la brevedad, desde siempre Muchas Gracias!