Archivos para Esterilidad Categoría

    Porcentaje de las inyecciones in vitro

    ¿De verdad es fácil?
    Ahora vienen las cifras. Lo normal es que las parejas que concurren a un centro altamente calificado, lleven no seis meses intentando tener un hijo, sino seis años. Están sometidas a una gran angustia y hartas de peregrinar por
    miles de lugares.
    Esto no es un paseo por la playa. Es pesado y estresante. Pero una pareja joven, sana, que practique el coito el día de la ovulación, sólo consigue el embarazo entre un 25 y un 30 por ciento de las veces. Quienes tienen problemas deben saber que cuentan con un 35 por ciento de posibilidades en cada intento, es decir, un porcentaje superior al de una pareja normal, pero claro, es menos agradable y más costoso. Deben ser conscientes del trabajo que tienen por delante.
    Las inseminaciones artificiales logran, como dijimos, un 14 por ciento de éxitos por cada ciclo. La FIV o la mi-croinyección alcanzan un 35 por ciento de gestaciones por intento. La donación de óvulos tiene un 50 ciento… En todos estos procesos hay un número lógico de intentos, de 4 a 6; si no se consigue la gestación, se debe pasar a otra técnica, porque algo falla. Cada patología es candidata a una técnica diferente. Lo importante es consultar cuanto antes a un especialista certificado en medicina reproductiva.
    Pero el que algo quiere… El que lo intenta, lo consigue casi siempre. Cualquier par puede llegar a tener un hijo utilizando la técnica adecuada y con la paciencia suficiente para aguantar fallas y fallas.
    Además la ciencia avanza cada día y los que ayer no te nían solución, hoy sí. Hay un dato que resulta interesante: todos los que han tenido un bebé gracias a las técnicas de reproducción asistida, las repiten para conseguir el segundo. Los hijos, ya se ve, no tienen precio.

    Inyección de esperma

    Inyección de esperma (ICSI)
    En caso de que el varón tenga escasos espermatozoides, con poca movilidad o mala morfología, esta nueva técnica puede lograr el milagro. Basta con un espermatozoide para fecundar un óvulo; sólo hay que inyectarlo en la célula femenina. Mientras que en la FIV se preparan espermatozoides a una concentración de un millón y se deja que ellos fecunden el óvulo, en la ICSI (inyección ¡ntracitoplásmica de espermatozoides) basta con uno solo para cada óvulo. El equipo de laboratorio preciso es altamente sofisticado. En una pantalla, el especialista ve el espermatozoide que le interesa, por su movilidad y morfología, lo pesca con unos micromanipuladoresy lo inyecta dentro del óvulo. El proceso previo y posterior a este método es igual al de la FIV.

    Fecundación in vitro

    Fecundación in vitro (FIV)
    Indicada especialmente en los casos en los que la mujer tiene problemas en las trompas, pero también en otros muchos, la FIV requiere estimulación ovárica con hormonas, la extracción de ovocitos (bajo anestesia), fecundación en laboratorio con espermatozoides (previamente preparados), cultivo de las células hasta la fase embrionaria (entre 48 y 72 horas) y colocación del embrión dentro del útero materno (sin anestesia). El porcentaje de embarazos ronda el 30-34 por ciento.

    Inseminación artificial

    Inseminación artificial
    Las técnicas de reproducción asistida pueden solventar los problemas de esterilidad de muchas parejas. La inseminación artificial es una de las más sencillas.
    Se realiza una estimulación ovárica de la mujer con hormonas (generalmente inyectadas). Después hay que obtener semen de su pareja, seleccionar y capacitar los espermatozoides. A continuación se depositan en el útero mediante una cánula. Esto se hace sin anestesia, no es doloroso; acto seguido, la mujer puede irse a su casa. Y debe esperar. El éxito por cada inseminación es del 10 al 15 por ciento.

    Transferencia de embriones

    Más facilidades para los embriones
    ¿Cómo se hace esto? Se cultivan en presencia de células de la matriz de mujeres que ya han tenido hijos o en células comerciales para cultivo llamadas “vero”. Los de las pacientes con problemas se ubican en esa cuna de células sanas durante siete días. Luego se le transfieren a la madre para que se implanten como blastocitos. Y funciona.
    Estas células sólo actúan como nutriente, y es el mejor medio de cultivo que existe. Hasta ahora, los embriones se cultivaban en plástico y medios de cultivo, pero si uno fuera un embrión, lo que le gustaría es estar entre células y no en una probeta vacía.
    Parece lógico. Con esta genial idea, se ha conseguido ya el 30 por ciento de gestaciones en pacientes desahuciadas, a las que se les habían practicado varias FIV previas y no había forma de que quedaran embarazadas.

    Donación de óvulos

    Otros problemas que también se arreglan
    Cabe la posibilidad de que la mujer no tenga óvulos por una menopausia precoz o una alteración ginecológica, o que sus óvulos no sirvan porque existan alteraciones genéticas o biológicas.  En estos casos se puede recurrir a la donación. Se extraen los óvulos de una mujer joven, sin problemas, por el procedimiento que ya hemos contado, estimulando sus ovarios. A la vez, se prepara a la receptora, es decir, se sincronizan los dos ciclos y se procede a la FIV. Hasta aquí todo parece llano. Fcro esto es como en las películas, que terminan con un beso de amor, cuando la cruda realidad viene después.
    Resulta que cuando se colocan los embriones dentro del útero, sólo se implantan de un 15 a un 20 por ciento. Este es el cuello de botella de la reproducción asistida. Se está desarrollando un nuevo sistema para mejorar las posibilidades de que los embriones “se peguen”.

    Solución para la esterilidad

    Soluciones a medida
    La más sencilla de todas es la inseminación artificial. Es un procedimiento de baja eficacia (10 al 15 por ciento por intento) y costo moderado. Pero no debe administrarse jamás, de rutina, sin una indicación precisa. Para llevarla a cabo son necesarios dos requisitos: que las trompas de la mujer sean permeables y que el semen del candidato a padre no esté muy alterado. Entonces se hace una estimulación oválica, es decir, se induce a la mujer a que ovule dándole hormonas. Pueden tomarse sustancias químicas de efecto estimulante hormonal, por vía oral, pero las inyectadas dan mejor resultado. Durante unos diez días, del 3 al 13 del ciclo, más o menos, y según cada caso, debe inyectarse. Por ecografía hay que vigilar la evolución de los folículos (que deben contener los
    óvulos u ovocitos) Cuando llega el momento de la ovulación, se le pide al hombre una muestra de semen. Se prepara en el laboratorio, seleccionando los mejores espermatozoides y dándoles más energía y, mediante una cánula, se introducen por el cuello del útero. La mujer no tiene que estar anestesiada, porque no es en absoluto doloroso. Y ya sólo queda esperar a que un espermatozoide consiga entrar en un óvulo.
    La fecundación in vitro (FIV) es parecida, pero mucho más compleja. Hay que hacer a la mujer una estimulación ovárica similar a la anterior, con diferentes hormonas, que se controla por ecografía y análisis de sangre. Pero en este caso es preciso sacar afuera los óvulos. Ayudados por el control ecográfico, los médicos ven los folículos y, a través de la vagina, llegan al ovario, hacen una punción y aspiran. La mujer debe estar anestesiada en forma local o general, porque esto sí resulta doloroso.
    Una punción en el ovario es dolorosa. Con una sedación que se ha ido probando y perfeccionando en los últimos años, la mujer no sufre, tiene una recuperación muy agradable y en media hora está en condiciones de irse a su casa.
    La aspiración de los folículos tarda entre 10 y 20 minu-
    tos. Luego, en el laboratorio se extraen los ovocitos de cada folículo y se preparan. Por otro lado, hay que contar con los espermatozoides también “puestos a punto”, en una concentración de un millón. Se junta todo y se deja que los espermatozoides vayan nadando y fecunden el óvulo (ya hemos visto que el proceso es diferente si hay que recurrir a la ICSI).
    Al día siguiente, es hora de comprobar la fecundación; normalmente, a las 48 horas, hay un embrión (o varios) de cuatro células. Lo siguiente es implantar el o los embriones que haya (no deben colocarse más de cuatro) dentro de la cavidad uterina. Esto no es más molesto que una citología, así que se hace sin anestesia, en un momentito. A las 48 ó 72 horas de la captación de óvulos.

    Esterilidad masculina

    ¿Para ellos es más fácil?
    Cuando un hombre no tiene ningún espermatozoide en el eyaculado o produce pocos, podemos acudir al epidídimo o al testículo y conseguirlos. Hasta ahora se creía que estos espermatozoides inmaduros no servían, pero hoy sabemos que son tan útiles como los que están afuera, incluso pueden congelarse. Ya son muchos los embarazos

    Esterilidad ¿Posible solución?

    Cómo hacer posible lo imposible
    Los últimos avances científicos están consiguiendo embarazar a mujeres que no lo hubieran logrado hace tan sólo unos pocos años. Lo que para algunos hoy felices padres es casi ciencia-ficción, para los especialistas es su pan de cada día: sólo hay que identificar el problema y buscar la solución más adecuada.
    ¿Así de sencillo? En Ser Padres Hoy no creemos en milagros. Sabemos que en nuestro medio hay excelentes centros de medicina reproductiva, pero también conocemos la otra cara de la reproducción asistida: parejas hundidas en la depresión y al borde del colapso económico que han perdido hasta lo último que se pierde: la esperanza. Por eso quisimos conocer por dentro esa realidad.
    Damián había padecido una enfermedad sexualmen-te transmisible durante suadolescencia. Ahora, luego de tres años de matrimonio con Ximena, ha consultado a un especialista con su mujer. El diagnóstico llegó luego de un análisis de semen y una radiografía especial: la vesículo-deferentografía. Tenía obstrucción de los conductos deferentes por donde fluye el semen para ser eyaculado. La solución: obtención de espermatozoides mediante punción del epidídimo (órgano anexo al testículo donde maduran los espermatozoides).

   
Todas los artículos publicados en http://fotos-bebes.net/ son extraidos de otras webs y publicaciones viejas, la mayoria enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a fotosbebes.net@gmail.com y sera removida a la brevedad, desde siempre Muchas Gracias!