Archivos para Ejercicios durante el embarazo Categoría

    Ejercicio en embarazadas

    ¡No te pases con el ejercicio!
    Las embarazadas que mantienen o incluso incrementan el nivel de ejercicio durante la fase final de la gestación pueden dar a luz niños con menor peso, pues el crecimiento del feto y de la placenta se reduce si la intensidad del ejercicio crece. Por el contrario, en las gestantes que van reduciendo el volumen de deporte a partir de la semana 20a, la ganancia de peso de los fetos es la normal, según un trabajo realizado por el Centro Médico MetroHealth, en Cleveland, Estados Unidos.

    Caminar como ejercicio fisico

    Caminar, el ejercicio físico más adecuado, produce beneficios inigualables. No sólo mantiene activas las funciones circulatorias y oxigena los tejidos, también ejerce un efecto positivo en el apetito. Contra la inapetencia es un remedio excelente. Y, además, estar fuera de casa evita las tentaciones de abrir constantemente la heladera buscando algo que picar. Además, hacer caminatas habitual-mente ayuda a mantener un buen peso.

    No adelgazar durante el embarazo

    No a los regímenes de adelgazamiento
    Nunca se debe decidir adelgazar en el embarazo sin consultar con el especialista. Puede ser muy peligroso para el bebé. Si en cualquier momento de la vida es arriesgado seguir la “dieta de la vecina”, durante el embarazo es mucho peor. El médico puede reducir el sobrepeso, pero solamente después de realizar un estudio detallado. Lo normal es aumentar de un kilo y medio a dos por mes, a partir del segundo trimestre.
    Algunos trastornos sin importancia, pero que resultan bastante molestos, son característicos del embarazo; con una alimentación adecuada y ciertos trucos es posible combatirlos con éxito.
    ■ Las digestiones pesadas son frecuentes. “La digestión empieza en la boca -afirma la nutricionista-, así que es preciso masticar mucho y despacio y comer sin apuro. Los platos, con las cantidades suficientes, deben estar sencillamente condimentados, sin especias ni picantes.”
    ■ Para evitar el uso de laxantes -aunque sean suaves y, por supuesto, no perjudiquen al bebé, es mejor prescindir de ellos-, la especialista aconseja incluir unos 20 gramos al día de fibra en la alimentación. “No es necesario adquirir esta fibra en las dietéticas -asegura-, se puede obtener de los propios alimentos natrurales. Si consumimos una ensalada en el almuerzo y otra en la cena, verdura una vez al día más la fruta entera, no en jugo, y legumbres, conseguiremos la fibra necesaria para no padecer estreñimiento.”
    Las náuseas suelen ser una queja común durante los primeros meses. “Se pueden tomar unos sorbos de bebida cola, sin abusar de ella -recomienda-. Si se ha cenado correctamente y se ha tomado la leche o el yogur antes de acostarse, habrá menos posibilidades de sentir náuseas o, incluso, de vomitar.
    La acidez que se produce durante el embarazo repercute en la boca, pudiendo ocasionar caries; para prevenir problemas en la dentadura, es muy importante tener mucha higiene bucal y visitar al dentista al menos tres veces a lo largo de la gestación.

    Ejercicio para embarazadas

    Si la embarazada está sana, tiene pocas limitaciones a la hora de practicar ejercicio. Puede hacerlo como cualquier mujer de su edad, aunque sin plantearse grandes metas y durante menos tiempo. Cuando no está acostumbrada, no debe iniciarse durante la gestación; pero, si habitualmente practicaba un deporte, puede continuar con él, salvo que sea violento o implique riesgo de accidente. Una buena forma física beneficia el embarazo y el parto.
    Recomendables Caminar es lo más indicado, siempre que no se haga por terrenos accidentados que aumenten las posibilidades de caídas y accidentes. Nadar también resulta excelente porque en el agua, debido a la acción de la gravedad, hay mayor aflujo de sangre al útero y, por lo tanto, una comunicación física óptima entre la madre y el bebé. A la mujer que espera un hijo le conviene moverse en un espacio separado de otros nadadores o de chicos que jueguen y puedan darle un golpe. Es preferible que el agua esté tibia, y mejor en piletas: el mar no es muy
    recomendable en la primera mitad de la gestación porque hay cierta tendencia a la lipotimia y un mareo podría ser fatal. Siempre deben evitarse las playas con muchas olas. Las tablas de gimnasia -existen muchas para embarazadas- pueden practicarse en casa. Este tipo de ejercicios suele coincidir con el que se imparte en las dases de educación para el parto. El ejercicio para las mujeres con embarazo gemelar o múltiple o de alto riesgo debe estar programado teniendo en cuenta su especial situación.
    Prohibidos
    Andar en bicicleta o a caballo, esquiar, gimnasia con aparatos… están desaconsejados por el riesgo de accidentes. Sólo, quizás, un poco de bicicleta en lugares seguros y pavimentos lisos.
    El básquet y el tenis tampoco son adecuados porque requieren un esfuerzo importante y tienen gran riesgo de caídas. El golf se practica cada vez más. Invita a caminar y eso es bueno en la gestación, pero los golpes, en especial los largos, exigen un esfuerzo brusco que no favorece.

   
Todas los artículos publicados en http://fotos-bebes.net/ son extraidos de otras webs y publicaciones viejas, la mayoria enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a fotosbebes.net@gmail.com y sera removida a la brevedad, desde siempre Muchas Gracias!