Archivos para Desarrollo del embarazo Categoría

    Desarrollo del bebe en el primer tremestre

    Todo sobre tu bebé:
    Aquí tienes nuestra fascinante guía para que, semana a semana, sigas el desarrollo de tu bebé en el primer trimestre:
    Concepción (semanas 1a-4a):
    Unos 14 días después del comienzo de tu última regla, tu ovario libera un óvulo y la trompa de Fa-lopio lo recoge; allí se fertiliza con el esperma. Comienza a dividirse rápidamente y viaja hasta el útero donde, después de unos siete días, se implanta. Una semana después, la prueba de embarazo es positiva. En este momento se dice que estás de cuatro semanas, pues el embarazo se fecha desde el principio de tu última regla.
    Semana 5a:
    Comienza a formarse la cabeza del embrión y aparecen el cerebro y la columna. Longitud: 2 mm.
    Semana 6a:
    Empiezan a desarrollarse el pecho y el abdomen de tu bebé. Donde se situarán sus ojos, oídos y boca hay unos pequeños huecos. Aparecen los esbozos de sus extremidades. También surgen pequeños vasos sanguíneos. Longitud: 6 mm.
    Semana 7a:
    Los intestinos se han completado y los pulmones se están formando. Las partes internas de sus ojos y oídos están desarrollándose y hay orificios en su nariz. Aparecen unas muescas donde estarán los dedos. Ahora recibe el nombre de feto. Longitud: 1,5 cm.
    Semana 8a:
    Los órganos internos ya están en su sitio. Su corazón late, se desarrollan los dedos aunque aparecen unidos por una membrana y ya son visibles sus genitales. Longitud: 2,5 cm.
    Semana 9a:
    En esta etapa, la boca de tu bebé comienza a desarrollarse y se forma su nariz. La cabeza adquiere ahora una forma más humana. El sentido del oído ya se ha desarrollado también. Longitud: 3 cm.
    Semana 10a:
    Las orejas de tu bebé comienzan a crecer y los ojos ya están bien formados. Las extremidades, las manos y los pies comienzan a definirse más claramente. Longitud: 4,5 cm.
    Semana 11a:
    Su cerebro se desarrolla rápidamente. El cuello adquiere forma y puede mover la cabeza. Longitud: 5,5 cm.
    Semana 12a:
    Ya está formada la carita de tu bebé, incluso sus párpados. Puede torcer los tobillos, chuparse el dedo y flexionar las extremidades. En esta etapa, todos los principales órganos de tu hijo ya están formados y en funcionamiento.
    Longitud: 7.5 cm.

    Cuando anunciar el embarazo

    Cuándo anunciar la buena nueva:
    Al minuto de enterarte de que estás embarazada estarás deseando decírselo a todo el mundo: al cartero, al conductor del autobús, a la cajera del supermercado… Probablemente sea mejor esperar hasta el final del primer trimestre, una vez que ha pasado la etapa con más riesgo. Entonces puedes anunciarlo a bombo y platillo con todos los honores.
    Legalmente, no tienes por qué decir que estás embarazada en tu trabajo hasta que tú quieras. No obstante, es difícil que puedas ocultarlo y si lo anuncias tarde, perderás tus derechos de embarazada: ausentarte para consultas y pruebas que se realicen en horario laboral. La mayoría decide dar la noticia cuando la primera ecografía confirma que todo va bien.

    Mantenerse en forma en el embarazo

    ¡Ponte en movimiento!
    Si te mantienes en forma, ayudarás a que tu organismo afronte las demandas del embarazo y del parto, y te ayudará a recuperar la figura cuando haya nacido tu bebé. Apúntate a alguna clase de yoga prenatal o a gimnasia acuática para embarazadas, pero consúltalo antes con tu tocólogo.

    Las náuseas en el embarazo

    Náuseas: el enemigo a batir
    Evita los alimentos que te produzcan náuseas, como los fritos, las comidas especiadas y las cremosas y empalagosas. El jengibre te
    puede ayudar. Guarda galletitas saladas en tu mesita de noche para cuando te levantes y bebe una infusión con un poco de jengibre fresco en lugar de té o de café. Si te parece que tus vó mitos son excesivos, consulta a tu ginecólogo por si puedes estar sufriendo deshidratación.

    El primer embarazo

    Y a partir de ahora, ¿qué pasa?.
    Llama a tu ginecólogo en cuando te enteres de tu estado para que te dé cita.
    En la primera consulta:
    • Confirmará la fecha probable del parto. Se calcula unas 40 semanas después del día que empezó tu última regla. Pero ten en cuenta que la mayoría de las embarazadas dan a luz dos semanas antes o después de esta fecha.
    • Elaborará una historia médica detallada. Te preguntará por tu historial médico, incluyendo anteriores embarazos, abortos espontáneos o provocados, problemas ginecológicos y tratamientos que hayas tenido. Le interesa realmente tu salud y la de tu bebé. Cualquier cosa que le cuentes será confidencial.
    • Controlará tu peso, tensión arterial y orina. Además, solicitará un análisis de sangre para detectar si tienes anemia y si estás inmunizada contra la rubéola. También te dará varios consejos para que lleves un embarazo lo más sano posible.
    • Planificará tu calendario de embarazo. Así te harás idea de cuándo te realizarán las pruebas prenatales, las revisiones y las ecografías. Te preguntará cómo y dónde te gustaría dar a luz y te aconsejará sobre las clases de preparación al parto. También puede darte hojas informativas que te serán útiles durante todo el embarazo. Es una gran oportunidad para aclarar tus dudas y librarte de preocupaciones. Lleva en un papel todas las preguntas que te vayan surgiendo antes y que te gustaría que te respondiera el médico, y no dudes en apuntar lo que te interese.

    Sintomas del embarazo

    Así te sientes:
    Te notarás más cansada de lo habitual. Quizás también vayas al baño con más frecuencia, debido a los cambios hormonales que afectan el control muscular de la vejiga. Muchas mujeres embarazadas por primera vez notan un gustillo metálico en la boca, náuseas e incluso vomitan. También puedes notar los pechos hinchados, dolorosos o con picor, así que cómprate un sujetador especial de embarazada.
    La gestación puede suponer una cascada de emociones: estás encantada y no puedes esperar a que te aparezca la tripula (generalmente al principio del segundo trimestre), pero también te preocupas. ¿Estará bien el bebé?, ¿haces todo lo que puedes para protegerlo? Todos estos sentimientos son normales. Las pruebas prenatales pueden ofrecerte tranquilidad, así que piensa en ellas como la confirmación de que todo va bien.

    Alimentacion en el embarazo

    Una alimentación adaptada.
    Si mantienes una dieta equilibrada y variada, con abundante fruta fresca y verdura, no necesitas seguir un plan de comidas especial. Pero hay nutrientes esenciales que sí deberías incluir todos los días:
    Ácido fólico. Hasta el 70 por ciento de los defectos del tubo neural, como la espina bífida, pueden prevenirse si tomas ácido fólico. Está presente en los cereales, las verduras de hoja verde y el pan, pero se recomienda un suplemento de 400 mcg diarios antes y durante los primeros tres meses de embarazo.
    Proteínas. Esenciales para el desarrollo de tu bebé. Están en la carne magra, el pescado, los huevos, el pollo, el queso, los guisantes, las alubias, las lentejas, las semillas y los frutos secos.
    Calcio. Proporciona a tu bebé huesos y dientes fuertes. Son buenas fuentes los lácteos y las verduras.
    Hierro. Necesitas aumentar tu ingesta de hierro para fabricar más glóbulos rojos. Lo conseguirás con la carne roja magra, las yemas de huevo y las verduras de hoja verde. La vitamina C ayuda a la absorción del hierro, así que bebe un vaso de zumo de naranja en las comidas.

    Hemorragia en el embarazo

    ¡SOS, una hemorragia!.
    Es común “manchar” alrededor de la fecha prevista para la regla, ya que las hormonas del embarazo no han alcanzado los niveles suficientemente elevados para detener tu periodo por completo. Si sigues manchando o sangras, no significa necesaria mente que ocurra algo malo o que vas a sufrir un aborto. No obstante, es importante que te examinen con detalle, así que acude cuanto antes a tu ginecólogo.

    Consultar al ginecologo en el embarazo

    Y a partir de ahora, ¿qué pasa?
    Llama a tu ginecólogo en cuando te enteres de tu estado para que te dé cita.
    En la primera consulta:
    • Confirmará la fecha probable del parto. Se calcula unas 40 semanas después del día que empezó tu última regla. Pero ten en cuenta que la mayoría de las embarazadas dan a luz dos semanas antes o después de esta fecha.
    • Elaborará una historia médica detallada. Te preguntará por tu historial médico, incluyendo anteriores embarazos, abortos espontáneos o provocados, problemas ginecológicos y tratamientos que hayas tenido. Le interesa realmente tu salud y la de tu bebé. Cualquier cosa que le cuentes será confidencial.
    • Controlará tu peso, tensión arterial y orina. Además, solicitará un análisis de sangre para detectar si tienes anemia y si estás inmunizada contra la rubéola. También te dará varios consejos para que lleves un embarazo lo más sano posible.
    • Planificará tu calendario de embarazo. Así te harás idea de cuándo te realizarán las pruebas prenatales, las revisiones y las ecografías. Te preguntará cómo y dónde te gustaría dar a luz y te aconsejará sobre las clases de preparación al parto. También puede darte hojas informativas que te serán útiles durante todo el embarazo. Es una gran oportunidad para aclarar tus dudas y librarte de preocupaciones. Lleva en un papel todas las preguntas que te vayan surgiendo antes y que te gustaría que te respondiera el médico, y no dudes en apuntar lo que te interese.

    Semana 40 de embarazo

    Semana 40a:

    Tú… Quizás notes un ramalazo de energía en este momento. El síndrome del nido es normal, pero no te pases.
    Y tu bebé… Sólo el 3 por ciento nace en la fecha prevista, así que si se ha pasado tu fecha, tranquilízate.

←Anterior   
Todas los artículos publicados en http://fotos-bebes.net/ son extraidos de otras webs y publicaciones viejas, la mayoria enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a fotosbebes.net@gmail.com y sera removida a la brevedad, desde siempre Muchas Gracias!