Archivos para Cuidados del bebe Categoría

    Consejos para aliviar el dolor de encias en los bebes

    Para que deje de ver las estrellas:
    ■ Masajéale la zona inflamada con un dedo mojado en agua fría o en una infusión de manzanilla.
    ■ Ofrécele un mordedor de plástico con líquido frío de los que se guardan en la nevera.
    ■ Déjale morder algún objeto duro que no sea susceptible de romperse, como por ejemplo una cuchara de canto romo.
    ■ Puedes aplicarle en la encía algún gel calmante de farmacia (a pesar de que hay pediatras que son contrarios a su uso).
    ■ Si se queja mucho o duerme fatal, dale una dosis de analgésico tipo paracetmol.
    ■ Ofrécele una zanahoria o un trozo de pan un poco duro para que lo mordisquee.
    ■ La fitoterapia propone remedios calmantes como por ejemplo un
    aceite esencial de tomillo, orégano y ajedrea mezclado con aceite de almendras dulces, o el gel de caléndula.
    ■ Los médicos homeópatas suelen recetar granulos de manzanilla.
    Eso si que no:
    • Evita darle alimentos demasiado calientes. •Aparta de su alcance objetos con pinturas o productos tóxicos.
    • Nunca presiones la encía para forzar la salida del diente.
    • No mojes el chupete con azúcar o miel para que se calme al succionarlo. Las caries pueden empezar a hacer estragos mucho antes de que aparezcan los dientes.
    • No le apliques hielo directamente a la encía, mejor envuelve el cubito con una tela de fibra natural.

    Cómo reconocer las alergias

    Cómo reconocer las alergias:

    A veces, la alergia de una persona se manifiesta con infecciones de repetición. En estos casos se pueden hacer análisis de sangre que nos orienten sobre si el niño es alérgico o no (por ejemplo con la determinación de la Inmunoglobulina E total).
    En el caso de que se confirme que el niño puede ser alérgico, ya queda a criterio de su pediatra seguir investigando para averiguar la causa concreta. Estos segundos análisis son más pesados y en algunos casos tampoco son concluyentes, por lo que hay médicos que aconsejan esperar hasta los cuatro o cinco años. A esa edad, la respuesta del niño a los exámenes de laboratorio es mejor y, además, para entonces el número de infecciones también es menor y por tanto quizás no sea necesario recurrir a esas pruebas.

    Champú para la costra láctea

    Champú para la costra láctea:
    Es una capa dura y descamativa que aparece en el pelo de los lactantes menores de seis o nueve meses. Suele desaparecer por sí misma con el paso del tiempo, pero si es muy intensa, provoca picores, malestar o produce una alteración estética importante, se puede tratar con un champú especial pensado para tratarla, que podrás adquirir en la farmacia.

    Cuando cambiar los pañales

    Cambiar los pañales:
    Lo habitual es cambiar el pañal entre 7 y 10 veces al día. Asear y cambiar a tu bebé van a ser dos de los momentos más divertidos y tiernos de la jornada, ya lo verás. Prepárate porque seguro que alguna vez terminarás con la blusa manchada: los recién nacidos son algo “descontrolados” con sus deposiciones.
    Cuando lo vistas, no tengas miedo de hacerle daño, es mucho más fuerte de lo que crees. Trátalo con delicadeza pero con seguridad, sujétale la cabeza y pasa la otra mano por su espalda. Y habíale, es importantísimo que te comuniques con él.

    Consejos a madres primerizas

    Consejos para controlar la situación:
    • Hazte una lista de preguntas para el pediatra y llámalo tantas veces como sea necesario. No dudes en acudir a tu madre o a alguna amiga con más experiencia.
    • Aprovecha los ofrecimientos de tu familia para ayudarte con las compras y las tareas de la casa.
    • No quieras comprar todo lo que necesitas cuando sales a pasear con tu bebé. Es un momento para disfrutar, así que, como máximo, compra el pan o paquetes que pesen poco.
    • Procura estar acompañada en las horas críticas, por ejemplo, hacia las ocho de la tarde. A esta hora muchos bebés lloran, por cólicos o simplemente porque es su manera de expresarse, y si estás sola se te hará más difícil de llevar.
    • Convence a tu marido para que se levante contigo de vez en cuando para la toma de la noche, al menos los primeros días. Si mientras le das el pecho o el biberón le tienes cerca, aunque sea medio dormido, te sentirás acompañada y te ayudará a prepararte.

    Como prevenir la otitis

    ¿Existen, medidas preventivas?
    Procurar que los chicos se mantengan fuertes es siempre bueno: conviene sacarlos con frecuencia al aire libre y someterlos a suaves cambios de temperatura. Deben salir también cuando hace frío, bien abrigados y protegiendo la cabeza con un gorrito. Si la temperatura corporal cae por debajo de lo normal, el organismo humano es más sensible a los ataques de virus y bacterias. Ponerles algodones en los oídos, sin embargo, no tiene mucho sentido y los médicos lo desaconsejan. Ya se sabe que los gérmenes no van directamente al oído desde el exterior: pasan primero por la boca o la nariz.

    Dolor de oido en bebes

    ¿Cómo saber si le duele el oído cuando es muy chiquito?
    Cuando se trata de bebés o de niños pequeños resulta difícil detectar una infección del oído, ya que a veces no tienen fiebre. Suelen estar decaídos y apáticos, pero a la vez muy inquietos e irritables. No quieren comer y duermen mal, lloran a cada rato y nada parece consolarlos. Ni siquiera los brazos de mamá.
    La pista decisiva nos la suele dar el mismo chico: mueve la cabeza, se toca el oído afectado una y otra vez y en la cuna se acuesta también sobre ese lado. La presión alrededor del oído, al lavar y vestir al pequeño o, si grita de dolor. Cuando a los chicos se les toca el triangulito de cartílago que está justo encima del lóbulo, hacen muecas, giran la cabeza o gritan (otitis externa).
    En el caso de una otitis purulenta, el líquido acumulado presiona sobre el tímpano y termina produciendo una fisura por la que sale hacia el exterior. Es una reacción muy sabia de nuestro cuerpo, ya que, una vez que el pus haya encontrado una salida, los dolores cesan rápidamente y la fiebre baja. Por regla general la fisura en el tímpano suele cerrarse sin grandes problemas en muy poco tiempo.

    Trabajar luego del parto

    ¿Y qué pasa con la baja de maternidad?
    ¿No estás segura de volver a trabajar después del nacimiento? Por ahora, dile a tu jefe que quieres volver y mantendrás así tu puesto de trabajo. Esto no significa que tengas que incorporarte si cambias de idea. Pero si decides no volver al trabajo, debes avisar con tiempo suficiente a tu empresa.

    Mamá fumadora, niño con otitis

    Mamá fumadora, niño con otitis.
    Los niños que durante la gestación han estado expuestos al humo del tabaco sufren más infecciones de oído, en concreto otitis recurrentes. El riesgo de sufrir este tipo de patologías aumenta un 44 por ciento entre los bebés que habían sido “fumadores pasivos” durante la gestación y después de nacer, según un estudio publicado en Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine.

    Inteligencia emocional del niño

    Muchas ventajas para tu hijo.
    Como el padre perfecto no existe, los psicólogos recurren a expresiones como “padre suficientemente bueno” o “padre emocionalmente diestro” para describir a aquellos progenitores capaces de facilitar a sus hijos los ingredientes suficientes para el crecimiento social y emocional, es decir, aprender a reconocer, canalizar y dominar sus propios sentimientos, y empatizar y manejar los sentimientos que aparecen en sus relaciones con los demas.
    Un equipo de investigadores de la Universidad de Washington ha descubierto que los hijos de padres emocionalmente diestros cuentan con numerosas ventajas, como las siguientes:
    Un estrecho vinculo paterno. Se relacionan mejor, experimentan menos tensiones en la relación con sus padres y son más afectivos con ellos.
    Mas relajados. Incluso están capacitados biológicamente para permanecer relajados con más frecuencia, y ello lo explica una tasa menor en sangre de hormonas relacionadas con el estrés.
    Mas queridos. Son más populares, más queridos por sus compañeros, y sus maestros suelen considerarles como socialmente más dotados.
    Menos altibajos emocionales. También canalizan mejor sus emociones, saben calmarse a sí mismos y son más estables emocionalmente que los demás.
    Menos problemas de conducta. Cuentan con un menor índice de agresividad.
    Mejor rendimiento escolar. En general, son niños más atentos y está demostrado que, a igual cociente intelectual, estos pequeños son más habilidosos en matemáticas y lenguaje.

←Anterior   
Todas los artículos publicados en http://fotos-bebes.net/ son extraidos de otras webs y publicaciones viejas, la mayoria enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a fotosbebes.net@gmail.com y sera removida a la brevedad, desde siempre Muchas Gracias!