Archivos para Alimentación en el embarazo Categoría

    No adelgazar durante el embarazo

    No a los regímenes de adelgazamiento
    Nunca se debe decidir adelgazar en el embarazo sin consultar con el especialista. Puede ser muy peligroso para el bebé. Si en cualquier momento de la vida es arriesgado seguir la “dieta de la vecina”, durante el embarazo es mucho peor. El médico puede reducir el sobrepeso, pero solamente después de realizar un estudio detallado. Lo normal es aumentar de un kilo y medio a dos por mes, a partir del segundo trimestre.
    Algunos trastornos sin importancia, pero que resultan bastante molestos, son característicos del embarazo; con una alimentación adecuada y ciertos trucos es posible combatirlos con éxito.
    ■ Las digestiones pesadas son frecuentes. “La digestión empieza en la boca -afirma la nutricionista-, así que es preciso masticar mucho y despacio y comer sin apuro. Los platos, con las cantidades suficientes, deben estar sencillamente condimentados, sin especias ni picantes.”
    ■ Para evitar el uso de laxantes -aunque sean suaves y, por supuesto, no perjudiquen al bebé, es mejor prescindir de ellos-, la especialista aconseja incluir unos 20 gramos al día de fibra en la alimentación. “No es necesario adquirir esta fibra en las dietéticas -asegura-, se puede obtener de los propios alimentos natrurales. Si consumimos una ensalada en el almuerzo y otra en la cena, verdura una vez al día más la fruta entera, no en jugo, y legumbres, conseguiremos la fibra necesaria para no padecer estreñimiento.”
    Las náuseas suelen ser una queja común durante los primeros meses. “Se pueden tomar unos sorbos de bebida cola, sin abusar de ella -recomienda-. Si se ha cenado correctamente y se ha tomado la leche o el yogur antes de acostarse, habrá menos posibilidades de sentir náuseas o, incluso, de vomitar.
    La acidez que se produce durante el embarazo repercute en la boca, pudiendo ocasionar caries; para prevenir problemas en la dentadura, es muy importante tener mucha higiene bucal y visitar al dentista al menos tres veces a lo largo de la gestación.

    ¿Que no se debe comer durante el embarazo?

    Durante la gestación, algunas sencillas precauciones evitan riesgos innecesarios.
    • El exceso de dulces perjudica la evolución del embarazo y al posparto. Siempre son preferibles los caseros, ya que se puede usar menos azúcar y grasas de buena calidad.
    • Hay que controlar las grasas y el colesterol, que no debe superar los 250 ó 300 miligramos por día.
    • Cuanto menos sal, mejor.
    • Tampoco se debe abusar de excitantes (café, té…).
    • Carnes crudas o poco cocidas quedan excluidas para evitar la toxoplasmosis.
    • Alcohol, cigarrillos y drogas, por supuesto, son veneno. Se aconseja reducir al mínimo o suprimir el consumo de hígado para evitar defectos genéticos en el bebé.
    El desayuno es una pieza clave que no se puede excluir, bajo ningún concepto, de la dieta de una mujer embarazada.

    Nutrición en el embarazo

    Qué necesidades se incrementan
    La nutririonista confirma que, “desde el punto de vista general, la necesidad de calorías aumenta a partir del segundo trimestre. ¿En qué cantidad exactamente? Hallamos las necesidades energéticas basales de una mujer según su estatura, peso y edad, y sumamos las necesidades de actividad física más 300 calorías”.
    También se precisa un mayor aporte de proteínas. Durante la gestación, el organismo requiere -como recomiendan la OMS, Organización Mundial de la Salud, y la FAO, Organización para la Agricultura y la Alimentación- de 1,5 a 2 gramos de proteína por kilo de peso al día; además, el 50 por ciento de estas proteínas deben ser de alto poder biológico (procedentes de las carnes y los pescados), que contienen los aminoácidos esenciales.
    Según esta especialista, es fundamental un mayor aporte de minerales, sobre todo hierro y calcio, así como de vitaminas, especialmente las del grupoBl,B2,A,D,CyE.El consumo de ácido fólico o vitamina B9 previene la aparición de alteraciones en el tubo neural del bebé, como la espina bífida y otros defectos del sistema nervioso central. La bióloga María Luisa Martínez Frías -especialista en malformaciones congénitas-insiste en que el ácido fólico, tomado un mes antes de la gestación, reduce el riesgo hasta un 72 por ciento. Este se encuentra presente, sobre todo, en carnes, espárragos, arvejas, espinacas, repollo, brócoli…

    ¿Cómo alimentarse durante el embarazo?

    Se ha pasado del clásico error de’hay que comer por dos a la equivocación de comer poco y no alcanzar las necesidades calóricas que precisa una mujer durante el embarazo, así resume la nutricionista, las fallas más frecuentes que deben evitarse.

   
Todas los artículos publicados en http://fotos-bebes.net/ son extraidos de otras webs y publicaciones viejas, la mayoria enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a fotosbebes.net@gmail.com y sera removida a la brevedad, desde siempre Muchas Gracias!