Archivos para 3 a 6 meses Categoría

    Embarazo a las 16 semanas

    Relatos de un bebé: Mi décima sexta semana.

    Estoy un poco enfadado porque nadie me había avisado de que me iba a salir esta especie de pelusilla por todo el cuerpo —el lanugo, según los mayores—, que no me favorece nada. Menos mal que se me caerá cuando nazca, porque no me gustaría que me viese nadie con esta facha.

    Mamá ha ido al médico hoy y “el de la bata blanca” le ha preguntado si se iba a hacer la amniocentesis. Por lo visto, es una prueba que consiste en la extracción de un poco de líquido amniótico para ver si el feto presenta anomalías en el sistema nervioso central (espina bífida o anencefa-lia), alteraciones cromosó-micas (síndrome de Down) o enfermedades hereditarias. Como mamá todavía no ha cumplido los 35 años y no tiene antecedentes familiares, en principio no se la va a hacer; mejor, así no hurgan aquí dentro.

    esta especie de pelusilla por todo el cuerpo —el lanugo, según los mayores—, que no me favorece nada. Menos mal que se me caerá cuando nazca, porque no me gustaría que me viese nadie con esta facha.Mamá ha ido al médico hoy y “el de la bata blanca” le ha preguntado si se iba a hacer la amniocentesis. Por lo visto, es una prueba que consiste en la extracción de un poco de líquido amniótico para ver si el feto presenta anomalías en el sistema nervioso central (espina bífida o anencefa-lia), alteraciones cromosó-micas (síndrome de Down) o enfermedades heredita-

    Feto de 15 semanas

    Relatos de un bebé: Mi décimo quinta semana.

    Aquí dentro sigue habiendo una actividad pasmosa. Como no paro de crecer, cada vez necesito más nutrientes y le transmito a mami mi hambre “canina”. Ella aprovecha para comer alimentos con mucha fibra (fruta con piel, espárragos, kiwis, etc.) que, a la vez que sacian su apetito, le ayudan a combatir el estreñimiento. Además, bebe un montón de agua.

    Cuarto mes del embarazo

    Cuarto mes de embarazo – catorceava semana
    La celebración de mi primer trimestre de vida fue todo un éxito. Yo he empezado a tener unas sensaciones muy extrañas: ya se han formado los receptores de la sensibilidad cutánea de mis dedos, y cuando toco el cordón umbilical, por ejemplo, noto algo raro y retiro la mano. También funciona ya mi sistema gustativo; de hecho, estoy acostumbrándome al sabor del líquido amniótico y, a veces, me trago un poco.
    Tengo una especie de “mariposa” en la parte interior del cuello -que los mayores llaman glándula tiroides- que ha empezado a producir unas hormonas que aseguran que mi crecimiento sea el correcto.

    13 semanas de gestación

    Relatos de un bebé: Mi décimo tercera semana

    Por fin me he pesado: ¡qué alucine!, peso nada más y nada menos que 65 gramos. La verdad es que no me fío mucho de este dato, porque, hasta que no cumpla 28 semanas, el ecógrafo no dará un valor estimado de mi peso más fiable. Mis articulaciones están a pleno rendimiento.

    Si me vieras… soy capaz de doblar el brazo a la altura del codo, girar la muñeca y muchas cosas más… incluso separo los dedos de los pies y cierro los puños; pero ninguno de estos movimientos es controlado por mi cerebro.
    Yo estoy más contento que nunca porque muy pronto voy a cumplir tres meses aquí dentro, y como me gustan mogollón las fiestas, se me ha ocurrido celebrar mi primer trimestre de vida a lo grande. (Te dejo, diario: voy a hacer la lista de invitados).

    Si me vieras… soy capaz de doblar el brazo a la altura del codo, girar la muñeca y muchas cosas más… incluso separo los dedos de los pies y cierro los puños; pero ninguno de estos movimientos es controlado por mi cerebro.Yo estoy más contento que nunca porque muy pronto voy a cumplir tres meses aquí dentro, y como me gustan mogollón las fiestas, se me ha ocurrido celebrar mi primer trimestre de vida a lo grande. (Te dejo, diario: voy a hacer la lista de invitados).

    Once semanas de embarazo

    Relatos de un bebé: Mi onceava semana
    Podría hacerme el carnet de identidad, porque ¡ya tengo huellas dactilares! Mi cabeza sigue siendo enorme en comparación con el resto del cuerpo, y se han empezado a unir los huesos de mi cráneo -eso me da seguridad, porque es protección para mi desarrollado cerebro-. ¡Ah!, y se han formado mis cuerdas vocales, pero todavía no puedo emitir sonidos. ¡Qué le vamos a hacer! Mamá tiene mucho sueño a todas horas; a veces pienso que se va a quedar dormida en cualquier sitio. A mí, sin embargo, me viene bien, porque gracias a ella mis tejidos pueden darse de sí durante la formación.
    Si mamá y papá escuchasen a través de un estetoscopio de ultrasonidos, podrían oír los latidos de mi pequeño corazón. Lo normal es que tenga entre 110 y 160 pulsaciones por minuto, pero cuando mamá se estresa demasiado me transmite la adrenalina y me acelero un poco.

    Tercer mes de embarazo

    Tercer mes – Mi decima semana
    Mi cabeza por fin se ha enderezado; así, en la próxima ecografía, podrás ver mejor mi cara bonira —sí, sí, “bonita”, pues ya se me han juntado los dos ojos, que estaban uno a cada lado de la cabeza, y cada día que pasa estoy más guapo—.
    Mamá empieza a cansarse con mayor facilidad y yo lo noto bastante: cuando ella se siente agotada, yo me desanimo, y si se estresa, me pongo nervioso. Incluso últimamente me doy cuenta de cuándo mamá o papá acarician el vientre, me suele relajar bastante. He empezado a acumular calcio en los huesos de la cara y ya se aprecia mi pequeña mandíbula. Además, me he concienciado de la necesidad de hacer deporte, y no paro de ejercitar mis músculos y articulaciones a todas horas. Mamá está teniendo ya alguna sospecha de mis pataditas, pero para ella todavía no son muy evidentes.

    Bebé a partir de los seis meses

    Ya ha alcanzado una buena agudeza visual y eso le permite distinguir con bastante nitidez a las personas y los objetos de su entorno. Ve bien de cerca y de lejos, sigue con gran interés lo que se mueve frente a él aunque sea rápido, y no se le escapa ningún detalle.
    El sentido de la vista tiene ahora un papel primordial,ya que el bebé empieza a adquirir movilidad y siente unas enormes ganas de descubrir ese fascinante mundo que ve ante sus ojos. Los papas tendrán que armarse de paciencia, porque la afición más marcada de este investigador nato es arrojar los juguetes lo más lejos posible para ver qué ocurre, y así una y otra vez. No lo hace por incomodar; simplemente necesita experimentar. En pocos meses, sabrá desplazarse a gatas, o hará sus primeros intentos, y recuperará él solo sus tesoros.

    Bebé de seis meses

    Durante esta etapa, su vista experimenta un desarrollo muy notable. Al principio, el chico se limita a observar el entorno que lo rodea, pero pronto empieza a seguir con la mirada los movimientos de sus padres. Hacia el final del primer semestre logra coordinar la visión con el movimiento y puede tomar con las manos sus objetos preferidos, como la mamadera o el chupete, para observarlos de cerca.

    Los primeros meses del bebé

    Aunque parezca increíble, a partir de la novena semana de gestación el bebé ya muestra unos auténticos ojos de bebé, con córnea, iris y cristalino, que permanecen abiertos hasta que el párpado se forma y se cierra para protegerlos. Dos meses antes de nacer, distingue entre lo claro y lo oscuro, y expresa su malestar cuando el médico enfoca el vientre de su madre con un haz de luz clara.
    El recién nacido puede percibir siluetas vagamente, pero su sistema visual aún no funciona del todo bien, ya que necesita adaptarse a las condiciones del nuevo entorno. Para eso es preciso que los ojos reciban un número determinado de estímulos que ayuden a desarrollar la zona cerebral encargada de la vista.
    Aunque la madurez completa del sistema visual no se alcanza hasta los dos años, la evolución más significativa se produce en el primer semestre de vida. Por lo tanto, conviene consultar con el oftalmólogo en cuanto se sospeche que puede existir una alteración.

    Accidentes en el hogar niños

    Accidentes en el hogar niños
    Si su hijo no tiene un lugar seguro donde jugar,
    Si no se han seguido las precauciones correctas de seguridad.
    Sí el equipo que usa para el bebé no cumple las normas de seguridad.

←Anterior   
Todas los artículos publicados en http://fotos-bebes.net/ son extraidos de otras webs y publicaciones viejas, la mayoria enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a fotosbebes.net@gmail.com y sera removida a la brevedad, desde siempre Muchas Gracias!