Bebe riendo

Ahora que el niño puede sentarse, disfruta de la mayor visibilidad que le ha brindado su recién adquirida capacidad, pero le disgusta verse confinado. Pensad en la forma en que el niño se puede sentar a comer con la familia con el mínimo de restricción de movimientos. Esta situación crea numerosas posibilidades de intercambio lingüístico y de observación del comportamiento de los adultos.
Viajar con un menor de seis a nueve meses presenta ciertos desafíos que deben ser resueltos por adelantado. Si vais en coche, podéis usar sillas especiales para niños. Recordad que al niño no le gusta no poder practicar sus nuevas habilidades de gatear, reptar y tratar de ponerse de pie. Conseguid una silla que le deja los brazos en libertad y le permite mirar por la ventanilla sin que pueda de ningún modo poner en peligro vuestro dominio del auto. Pero aseguraos de atar a su silla algunos juguetes que le puedan divertir.

Deja un comentario

Tu comentario

Todas los artículos publicados en http://fotos-bebes.net/ son extraidos de otras webs y publicaciones viejas, la mayoria enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a fotosbebes.net@gmail.com y sera removida a la brevedad, desde siempre Muchas Gracias!